lunes, 1 de noviembre de 2010

EL HALCÓN MALTÉS



Me voy a permitir hacer una presentación de esta película en un tono más personal de lo habitual ya que para mi este film es como un viejo amigo.
Uno de esos amigos que conoces desde hace muuucho tiempo y al que ves de tanto en tanto, menos a menudo conforme van pasando los años, pero siempre que lo haces disfrutas plenamente de su compañía.
Continuando con la metáfora diré que en estos encuentros con mi viejo amigo disfruto una vez más de los mismos hechos ya conocidos, tanto rememorándolos como con la emoción anticipada a la rememoración. Además con el paso de los años y con la madurez voy descubriendo otros matices que enriquecen a mi viejo amigo y esto hace más fuerte nuestra amistad.
Y es que mi relación con “El Halcón Maltés” es así.
Disfruto de cada minuto de su metraje, de una historia apasionante, fiel retrato de la novela del gran Dashiell Hammett, contada sublimemente por John Huston. De un Humphrey Bogart, que alcanzó su status de estrella con este film, en una interpretación memorable que hace que asociemos indisolublemente el personaje Sam Spade con Bogie, borrando a cualquier otro que lo haya encarnado o que lo vaya a encarnar. De una mujer fatal “de libro” (Mary Astor) que arrastra a la perdición a todo hombre que cae bajo su influencia. De unos codiciosos y caricaturescos perseguidores del tesoro (Lorre, Greenstreet y Coock) que enriquecen cada una de las secuencias en las que intervienen.
Y como no de ese misterioso y legendario McGuffin con forma de pájaro negro forjado del material con que se hacen los sueños.

FICHA TÉCNICA: EL HALCÓN MALTÉS “The Maltese Falcon”
AÑO: 1941. DURACIÓN: 100 min. PAÍS: Estados Unidos.
DIRECTOR:John Huston.
GUIÓN: John Huston. MÚSICA: Adolph Deutsch. FOTOGRAFÍA: Arthur Edeson.
REPARTO: Humphrey Bogart, Mary Astor, Peter Lorre, Sydney Greenstreet, Gladys George, Elisha Coock, Lee Patrick.
PRODUCTORA: Warner Bros. Productor: Hal B. Wallis. GÉNERO: Film Noir.

SINOPSIS: En 1593, los Caballeros de la Orden de Malta decidieron obsequiar al Emperador Carlos V con la estatuilla de un halcón, realizada en oro macizo con incrustaciones de piedras preciosas. Sin embargo, esta maravillosa joya no llegó nunca a manos del rey al ser asaltada  la galera en la que era trasportada por unos piratas.
Trescientos cincuenta años después el mítico halcón reaparece en San Francisco y el detective privado Sam Spade se ve envuelto en una oscura trama de ambición y asesinatos al aceptar trabajar, junto con su socio Miles Archer, para la srta. Wonderly. La cual afirma querer rescatar a su hermana desaparecida de manos de Floyd Thursby, un hombre violento y sin escrúpulos.


John Huston comienza su prolífica carrera de director con esta película, una película que cambia la forma de hacer cine y redefine el género que pasa a llamarse cine negro.
Huston consigue este logro traduciendo el estilo de la prosa característica de las novelas de Hammett en términos de cine. Es decir, una fotografía muy nítida con una iluminación más natural; con movimientos de cámara especialmente correctos y encuadres muy llamativos e impactantes.
Cámaras subjetivas, insertos con objetos, sombras y otros recursos de montaje. Y una narración realizada desde el punto de vista del protagonista Sam Spade que hace que el espectador no sepa ni más ni menos que éste y que vaya desenredando la compleja historia a la vez que su protagonista.

La forma de rodar también fue completamente innovadora, lo cual hizo que los actores se implicaran en el film al 110%, sintiéndose como unos pioneros que avanzaban un paso más allá en el camino del séptimo arte. 





Toda la planificación del film fue dibujada por Huston haciendo uno de los primeros storyboard de la historia del cine. El rodaje fue lineal, el guión se rodó en el orden en que se desarrolla el film, para que su compleja trama fuese lo menos confusa para los actores. Pese a estos recursos los actores se perdían y acababan protestando, entonces Huston detenía el rodaje, les hacía callar y les explicaba todo de nuevo con mucha calma.
Es imposible no comparar los logros de “El Halcón Maltés” con su contemporánea “Ciudadano Kane” de Orson Welles.
De hecho el propio Huston comenta en una entrevista de la época: “Pero, no sólo tenía ya esas ideas antes del estreno de Welles, sino que con toda seguridad el mismo Orson tomo algunas de las suyas de “El gabinete el doctor Caligari”, la película muda de 1919. Y es que la verdad es que no hay ideas nuevas, tan sólo maneras originales de adaptar las antiguas.”


Por último no puedo dejar de alabar la composición que hace Humphrey Bogart  del detective Sam Spade.
Un tipo cínico, duro y astuto, capaz de cuidar de sí mismo en cualquier situación, capaz de sacar el máximo partido de cualquier persona con la que se relacione ya sean malhechores, clientes o simples espectadores. Un individuo de dudosa moral que vive de cliente en cliente y que se juega su vida y su integridad física por 25 $ al día.

14 comentarios:

  1. Me gustaría dedicar esta entrada a mi primo "un viejo amigo" con el que disfrutar momentos como los que nos proporcionan películas como esta.

    ResponderEliminar
  2. Esta película es fantástica. Me pregunto como un director nobel pudo rodar esta obra maestra.Además se empeñó en desafiar lo establecido. Para empezar no modificó la historia de Dashiell Hammett, sino que elaboró un guion fiel al libro. Esto en aquel entonces suponía una gran innovación y un riesgo importante porque lo habitual era volver del revés la historia. Además como dice David, rodó la historia en orden cronológico, cuando se solía hacer saltando de una escena a otra para abaratar costes. Crearon una pequeña familia, donde todos se sentían partícipes de algo nuevo. Y así fue, así nació el cine negro.
    El guión como todos los de este género es un lío tremendo. No hay quién entienda lo que pasa hasta que al final por fin lo explican. Pero Humphrey se mueve con soltura, maneja las situaciones en su favor y parece saber exactamente que hacer en cada momento. En nigún caso el espectador percibe que el protagonista está en peligro.
    La bella "femme fatale", a mi gusto no es tan bella. Además Mary Astor fue actriz de cine mudo, y creo que eso explica en gran parte su forma de actuar. Ese levantar las cejas, gesticular con los labios o esa forma de moverse tan características del cine mudo.
    Todos los actores son buenos. Peter Lorre y el gordo además tienen una vis cómica innegable.
    Me encanta el blanco y negro, permite resaltar las sombras, los contra luces...Y que cierto es lo de las tomas desde ángulos muy bajos.Durante toda la peli estamos viendo los techos de los interiores y crea sensación de claustrofobia pero también de realidad.
    Por último quiero comentar los espléndidos diálogos. Me encantan, qué sería de esta película con otros dialogos más standart, sin punta sin dobles sentidos....
    Cuando Bogart dice al final "es del material del que están hechos los sueños" es tan rematadamente duro y perfecto! Por cierto que esa frase fue precisamente sugerida por él.
    Está claro, me ha encantado este film.

    ResponderEliminar
  3. La escena que más me ha gustado,es el momento en que Bogart con la mirada perdida justifica su decisión ante Mary Astor. En ese momento asoma un punto de debilidad, o de humanidad. Nos está contando sus más intimos motivos, casi sus sentimientos.Otra escena perfecta es el final de la conversación con la Srta. Wonderly.cuando la cámara se arrastra por suelo para enfocar la sombra del cartel del despacho de detectives que reza, Spade & Archer.

    ResponderEliminar
  4. Aquí estoy, agradeciendo el comentario. Poco puedo decir que no hayas dicho ya, por supuesto corroboro todo lo dicho.

    Todo en este film es perfecto, desde la impagable y sobria fotografia en B/N (sin la que simplemente no se concibe la película),pasando por un conjunto de actores en estado de gracia, Bogart en el papel que le lanzó al estrellato, Astor que alcanza una química con el anterior sólo superada por la que tuvo con Bacall, y esos "secundarios" imprescindibles, Lorre, Greenstreet... Se puede decir que Casablanca está hecha de la materia que compone el Halcón, solamente mejorada por un par de catalizadores como Rains y el recientemente fallecido Conrad Veidt, el villano entre los villanos (nada de tonterias, un malo como los de siempre, ávido de dominar el mundo, véase otro gran film, "A través de la noche").
    Añadir que bajo mi modesta opinión, Huston es el director que mejor saca lo mucho que tiene Bogart dentro, incluso en situaciones menos dramáticas, como la inolvidable obra menor "La burla del diablo" que David recordará haber disfrutado en el cineclub de la CAI en aquellos lejanos y viejos tiempos.... Eso sin hablar de la, para mí, mejor interpretación de Bogart: "El tesoro de Sierra Madre".

    La referencia a Shakespeare, "La materia de que están hechos los sueños" es simplemente otro punto a favor de esta película, que como el Bardo consiguió, refleja plenamente la condición del ser humano en sus grandezas y miserias.

    Para acabar, diré que en un improvisado debate hace dos semanas en el curro, llegamos a la conclusión de que "El halcón..." es, después de "Rebeca" la mejor adaptación al cine de una novela jamás rodada. (Es un posible tema de debate en este foro, lo dejo ahí: ¿Cual es la más fiel adaptación cinematográfica de una novela?)

    Un saludo y un recuerdo cariñoso a David y esos tiempos en los que caían tres y cuatro pelis a la semana, quemando el carnet joven y las tarjetas de la filmoteca (¿te acuerdas, poníamos 500 pelas cada uno e íbamos 5 veces al cine?) y y de los cineclubes.

    ResponderEliminar
  5. En cuanto mi momento favorito de la película es la larga secuencia final, incluye la parte que ha citado Cristina en la que entrega a su amante a la policía y explica sus motivos con gesto desencajado. Pero me voy a centrar en la primera parte de esta larga secuencia. Spade y Briggit entran en el apartamento de este allí les esperan los otros "buscadores" del halcón armados hasta los dientes y dispuestos a todo por conseguir el tesoro. Spade da un vuelco a la situación rapidamente crea confusión y se convierte en el dominador. Cuando sugiere entregar al cabeza de turco... primero Willmer, después Cairo, al final Briggit... Juega con todos ellos, les engaña, les domina y sale victorioso salvando su pellejo.
    El momento en que descubren que el halcón es falso también es sublime esos planos de las manos del gordo arañando compulsivamente el negro esmalte, Cairo lloriqueando como una niña enrabietada y el gordo al borde del ictus.
    Memorable.

    @Victor: Jejeje recuerdo bien aquellos tiempos... Que cien duros más bien aprovechados.
    L verdad es que para ser Zgza una capital de provincias no estaba tan mal la oferta cinematográfica.
    Además creo que coincidimos con un buen equipo de programadores de ciclos que picaban muy bien en los clásicos y además hacían propuestas muy interesantes y atípicas para la época (sin ir más lejos el ciclo dedicado a Michael Cine que vimos me pareció un magnífico hallazgo).

    Interesante el debate que propones.
    Yo citaría las adaptaciones de:
    -Ha llegado el águila.
    -Odessa.
    -Marathon Man.
    -El nombre de la rosa (que seguro que salió en vuestra conversación).
    Tengo dudas con otras dos:
    -2001. Una odisea en el espacio.
    -Psicosis.
    Mas que nada porque no se si la adapciones fueron del libro a la pantalla o viceversa.

    Bueno acabo de consultar mi copia de 2001 (novela)y pone que la peli y la novela nacieron a la vez tras trabajar juntos durante 4 años Kubrick y Arthur C. Clarke en el guión del film... Así que son clavaditos.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Que lapsus más cachondo y significativo :)

      Eliminar
  7. Maldición, voy a tener que sacar horas al sueño para poder repasar el Halcón, me habéis puesto los dientes largos.

    Efectivamente hablamos del nombre de la rosa, pero coincidimos en que la película adquiere su propia entidad distinta del libro porque es imposible de trasladar a la pantalla todo lo que el libro supone de referencias culturales y universo intelectual, por otra parte muy propio de Eco.

    Estoy de acuerdo en Odessa, y a mí del Águila me gustó más la peli, contrariamente a lo que suele suceder. En Odessa me encanta cómo traslada el núcleo de la historia mediante ese flashback en que Schell borda al comandante nazi del campo.
    jejeje seguro que tu copia de 2001 es aquella de la colección salvat de libros rtv....

    ResponderEliminar
  8. Cierto lo de "El nombre de la rosa". Los amplísimos conocimiento de Eco en cuanto a herejías varias y la consiguiente represión eclesiastica; las referencias a filosofía y literatura clásica y medieval que enriquecen la novela no viene reflejadas en la peli. Pero la trama y los personajes están perfectamente perfilados tan perfectameente que como comentais adquieren identidad propia, como ocurre en "El Halcón Maltés". Si no recuerdo mal Eco describe a fray Guillermo como un tipo alto, desgarbado y pelirrojo. Y para mi es tan imposible imaginarme a un fray Guillermo sin la cara de Connery, como a un Sam Spade sin la cara de Bogart.

    Mi copia de 2001 (la que tengo en Ibiza, que en Zgza tengo la que tu citas) es igual de obsoleta es una edición de bolsillo de la serie "Reno" de Plaza y Janes y llego a mi de manos del tío Luis Carlos, porque cuando se separó aligeró lastre y sus viejos libros de ciencia ficción acabaron en mi poder.
    Como me he vuelto un retro-friki de los betsellers 60s-70s-1ºs80s pillo todo ese material que cae en mis manos en ediciones de la época (es tremenda la maquetación y la transcripción a máquina) que tienen mucho sabor.

    ResponderEliminar
  9. Y que me decís de Harry Potter? Evidentemente estamos hablando de otro tipo de cine, pero cuando ví la primera pelicula resultó que la recreación de toda esa fantasía coincidía perfectamente con lo imaginado por mí al leer el libro. Y por supuesto se ajusta escrupulosamente al guion.

    ResponderEliminar
  10. Hombre pues sí, yo disfruté como un enano con el partido de quidditch!

    ResponderEliminar
  11. Nos olvidamos de la trilogía del señor de los anillos, rodada por Peter Jackson al milimetro siguiendo la novela de Tolkien (en las versiones que estrenaron cortaron el final de Saruman en la 3ª parte con el consiguiente cabreo de Sir Christopher y de sus devotos fans entre los que me incluyo) posteriormente Jackson las incluye en varios de sus multiples Director´s cut.

    Volviendo a la obra de Hammett decir que su primera novela "Cosecha Roja" no se ha adaptado nunca al cine pero que dos GRANDISIMAS pelis están inspiradas en ella "Yoyimbo" de Kurosawa y "Por un puñado de dólares" de Leone.
    Por cieto su novela "La llave de cristal" si que se adaptó con Alan Ladd y Veronica Lake. La tengo por casa y el caso es que había pensado para más adelante visionar las tres películas de cine negro que coprotagonizaron ambos.
    Yo no he visto ninguna (tengo algún prejuicio con Ladd por sus westerns) pero todo el mundo dice que son estupendas.
    Habrá que degustarlas.

    ResponderEliminar
  12. (Sorry por el retraso en el comentario...)
    Pienso lo mismo que en otras de Wyler que vimos: con qué facilidad creaban estos genios una obra maestra con tan pocos medios materiales. Comparado con la millonada que debe costar una película actual si quiere optar a ser considerada en taquilla, aquí sólo son unos pocos actores, tres habitaciones y un par de exteriores sencillos... y ya te atrapa de principio a fin. (Excepción: el incendio del barco, ahí sí gastaron unos dólares)
    Para que todo no sean flores: algunos aspectos de la historia me resultan un poco pueriles, simplones (supongo que esto habría que achacárselo a la novela, no a la película). Por ejemplo: la facilidad con que el gordo le cuenta TODA la verdad a Bogart (para que el espectador se entere), luego le da un somnífero y le deja allí tirado para que se vaya libremente al despertar.
    O ¿por qué el capitán de "La paloma" cuando se está muriendo utiliza sus últimas fuerzas para llevarle el halcón al prota?
    Con lo astuto que es el gordo, ¿cuando se va al final no preveía que, el detective iba a llamar a la policía? Y ¿cómo se rodeaba de dos matones tan patéticos para sus planes?
    O también me choca que (siendo Bogart sospechoso) la policía le haga caso a pies juntillas: "detengan a fulano y a mengano que son los culpables... y detengan a esta otra que también es mala..." y la policía le obedece sin dudar

    ResponderEliminar
  13. Otro comentario super-tardío...

    Cosas buenas, no voy a decir muchas, que en los comentarios de antes ya se hizo. Para mí, tiene el valor de lo original.
    Peeeeero, con el bueno de Humphrey en pantalla, tachaaaan, empiezan los malbarismos de cámara, de angulares cortos, de planos imposibles... todo, para que Bogart no parezca el tapón que en realidad es. Supongo que es por eso que el prota parece desproporcionado, con una señora cabeza en un cuerpo que pretende un tamaño que no tiene.
    En otro oden de cosas, la verguenza ajena de ese machismo exacerbado, ese servilismo de los personajes femeninos. En fín, eran otros tiempos.
    Acerca del guión, pues lo comentado por Javier. Por ejemplo, los primeros cinco minutos tuve la sensación de ser un border-line. Cómo va esta tipa a contar una milonga que cuesta de comprender, pero cómo todos lo pillan a la primera, la cantidad de datos les parecen obvios y elementales. Lo dicho, hice un replay para ver si me enteraba de algo.
    Lo de que la poli parezca estar al servicio de Bogart, también tiene delito y hace la historia poco creible.
    Total, que la vi hace años y me encantó, la vi ayer, y me decepcionó un poquito, la verdad.

    ResponderEliminar